Las bibliotecas más modernas del mundo

Las bibliotecas más modernas del mundo

Las bibliotecas no son sólo lugares húmedos para almacenar libros y con bibliotecarios que hacen callar a cualquiera que haga ruido. Se han convertido en mucho más que eso y las bibliotecas modernas son a menudo el hogar de la arquitectura elegante y la última tecnología.

Las siguientes bibliotecas demuestran cómo se han convertido en parte de la vanguardia de la academia, la gestión de la información, el diseño y la tecnología Web, y todas ellas pueden ayudarte a obtener algunas ideas sobre cómo llevar tu biblioteca al futuro.

Aunque todavía abundan las bibliotecas tradicionales, estas han optado por crear espacios modernos y fáciles de usar.

Biblioteca de libros ilustrados en la ciudad de Iwaki de la Prefectura de Fukushima:

Esta biblioteca desafía las viejas ideas de lo que debería ser un espacio de lectura. Integrada en el paisaje con hermosas vistas desde casi todas partes, es luminosa, aireada y libre de la rigidez que afecta a muchas instituciones más antiguas.

Los libros están dispuestos en cubículos, con sus coloridas tapas expuestas que animan a los niños a leerlos. Cambiar el rostro de las instituciones educativas, de lugares silenciosos y controlados, a lugares lúdicos y libres ayuda a introducir las bibliotecas en la era moderna e inculcar en los niños el amor por la lectura.

Det Kongelige Bibliotek:

La Biblioteca Real Danesa, o el Diamante Negro como se le llama a menudo debido a la forma del edificio, es una instalación moderna por dentro y por fuera. Con un diseño de vanguardia, emplea mármol y vidrio para crear una forma distintiva en el exterior.

El diseño continúa hacia el interior, con espacios abiertos y pasarelas lúdicas. Por supuesto, las colecciones también son extensas, con un montón de recursos en línea, manuscritos antiguos, un gran número de fotografías y acceso a una serie de recursos informáticos.

Biblioteca Nacional de Francia:

Algunos dicen que la Biblioteca Nacional Francesa es demasiado moderna, creando un espacio estéril y frío para la gente, y poco amigable con los libros.

Aunque no todos están de acuerdo, la biblioteca intenta crear un enfoque moderno del espacio de lectura, centrándose más en las computadoras que en los libros, e incluye cuatro supercomputadoras.

También tiene algunos defectos, ya que el edificio ultramoderno diseñado por François Mitterrand no es fácil de navegar y ninguno de los servicios ofrecidos por la biblioteca es gratuito.

En todo caso, este edificio es una lección para crear espacios modernos que no sólo se centran en el diseño, sino también en la funcionalidad.

Biblioteca Pública de Seattle:

Este galardonado edificio diseñado por Rem Koolhaas es la sede central del sistema de bibliotecas de Seattle.

Moderna por dentro y por fuera, la biblioteca crea un espacio único y fácil de navegar para lectores, navegadores y estudiantes por igual. Sin embargo, no sólo tiene un aspecto moderno, sino que también está repleta de funciones tecnológicas.

Emplea un sistema RFID que permite a los usuarios sacar sus propios materiales y deja al personal de la biblioteca libre para ocuparse de otros asuntos, como trabajar con recursos en línea y crear su propio podcast.

Gracias por leer el artículo

¿Te ha gustado? déjame un comentario y dime tu opinión

¿Qué te ha parecido?